5 piezas arquitectónicas impresas en 3D

En un mundo cada vez más demandante de productos de calidad, bajo costo y que puedan ser elaborados rápidamente el desarrollo de nuevo medios es inminente. Hablando específicamente de arquitectura, es esencial hablar de un uso de tecnologías digitales para su evolución y desarrollo. Sin duda una de las herramientas que más ha dado de qué hablar en los últimos años es la impresión 3D; una serie de capas que se unen para darle vida a un modelo computarizado. La impresión 3D ha tenido gran aceptación en áreas como el diseño industrial, la fabricación de vestimenta y, más recientemente, dentro de la edificación de estructuras cada vez más complejas y de mayor tamaño.
Aquí una lista de cinco piezas arquitectónicas destacadas realizadas mediante impresión 3D.

1.- AMIE de Skidmore, Owings & Merrill LLP (SOM):
El mes pasado SOM dio a conocer un diseño sin precedentes para la elaboración de una vivienda impresa en 3D alimentada de energía mediante un vehículo, también impreso en 3D, desarrollado por ORNL. El despacho de arquitectura logró llevar a cabo todo el proceso de diseño, desde la conceptualización hasta la entrega construida, en menos de un año dejando clara la eficacia de la impresión 3D bajo un sistema pensado para su uso. El espacio reúne una alta eficiencia energética con paneles fotovoltaicos, lo que permite establecer esta vivienda en cualquier espacio. Para el diseño se buscó generar un módulo base que pudiera darle vida a esta construcción, ¿el resultado? Una serie de C’s pretensadas con acero a lo largo del eje más largo a la vez que utiliza paneles de aislamiento para generar una atmósfera adecuada para su habitabilidad.

3D1
2.- Bloque de departamentos en Suzhou de Winsun Decoration Design Engineering Co:
Catalogado oficialmente como el edificio más alto del mundo impreso en 3D, esta edificación alberga un bloque de departamentos de cinco pisos y una casa-habitación de lujo de 1,100 m2, ambos listos para ser usados. Para llevar a cabo este proyecto utilizaron una impresora de gran tamaño (6.6 x 10 metros) que trabaja con una particular mezcla de fibra de vidrio, acero, cemento, aditivos de endurecimiento y desechos de construcción reciclados para llevar al plano físico sus diseños computarizados. El sistema se basó en la impresión de secciones que posteriormente fueron ensambladas in-situ creando así este edificio habitacional. A pesar de que el diseño es sencillo y no posee grandes características. Esta no es la primera vez que este despacho, que reúne diseño e ingeniería, trabaja con la impresión 3D; a mediados del año pasado realizaron una serie de diez casas impresas en su totalidad en menos de 24 horas (aquí un video).

3D3

 

3.- Digital Grotesque de Michael Hansmeyer y Benjamin Dillenburger
Este proyecto, más allá del uso arquitectónico, fue el pionero en la elaboración de un espacio tridimensional a escala humana y completamente habitable. El diseño responde a una estructura de 16m2 que se hace real a través de una serie de detalles, líneas orgánicas y recovecos que pasaron de ser una serie de algoritmos virtuales a formas físicas. La impresión fue de tipo convencional, utilizando la tecnología que existía hace un par de años y que estaba a la mano de los arquitectos detrás del proyecto por lo que este espacio experimental tuvo que ser impreso en partes pequeñas que posteriormente fueron unidas una a una para su construcción. Como su nombre lo dice, la intención fue llevar la forma e impresión 3D a límites inexplorados.


4.- Museo del Futuro en Dubái de WinSun Global, Gensler, Thornton Thomasetti, y Syska Hennessy.
A principios de este año el Comité de Innovación Nacional de los Emiratos Árabes Unidos dio a conocer sus intenciones por llevar a cabo la construcción del Museo del Futuro usando la impresión 3D como método constructivo. Bajo el lema “Ve el futuro, crea el futuro” es como las cabezas detrás del proyecto han puesto manos a la obra en el futuro edificio que esperan que se convierta rn incubadora de ideas y motor de innovación. El diseño es ambicioso pues nace de formas ovaladas/esféricas que se erigirán en un total de 182 m2. La intención es que todo el edificio, desde si estructura, detalles interiores y mobiliario sean elaborados mediante la impresión 3D y se espera que la construcción lleve poco menos de dos semanas en donde, además, se buscará reducir los costos de mano de obra en un 50% a la vez que los residuos de la construcción disminuirán en un 60%.

3D4
5.- Pabellón Solar Bytes de Brian Peters:
Un proyecto de menor tamaño que los anteriores, sin embago, no menos ambicioso es este pabellón llevado a cabo por Brian Peters, Profesor Asistente en la Universidad Kent State. Este pabellón no sólo fue edificado en su totalidad mediante la impresión 3D sino que reúne tecnologías inteligentes como sensores de luz que se basan en energías renovables para dotarlo de un especial brillo. Los 94 módulos que componen este pabellón fueron impresas con una extrusora experimental que captan energía durante el día y ofrecen iluminación durante la noche. Este proyecto fue pensado como efímero desde su concepción y es por eso que cuando cumpla su ciclo de vida, los materiales utilizados serán triturados y reutilizados en nuevos proyectos de esta naturaleza.

Recent Posts