La Mudanza, la esencia del espacio

La casa de tus padres, la terraza desde la que lanzabas globos con agua, el cuarto con el clóset lleno de estampas, el patio que se convertía en jungla; todos esos recuerdos que se desprenden de un espacio que cobra vida con cada individuo que la habita. La maravilla que de desintengra al son de las palabras: Vamos a mudarnos.

La mudanza (2011), documental dirigido por Tatiana Lorca, explora los vacíos y la esencia del espacio. La idea de progreso que cede ante la necesidad de un hogar más grande o más seguro o simplemente requiere de espacios de una naturaleza distinta. Dentro de las historias aquí presentadas está aquella de la casa de la señora Florida, un espacio de gran tamaño, lleno de adornos en donde pasó toda su vida criando a sus hijas y a sus nietos. Espacio que será abandonado por la promesa de un nuevo hogar en donde el análisis cinematográfico se centra en el significado de esta casa más allá de sus nociones arquitectónicas.

El documental, focalizado en Chile, habla del discurso social entorno al cambio de hogar y su relación con la incesante modernidad que se expande dentro de este país en constante desarrollo mismo que a la vez propone nuevas interacciones. Mediante una temática sencilla esta producción cinematográfica logra juntar viejas grabaciones familiares con la opinión de sus protagonistas a la vez que busca conectarse con las emociones de aquellos detrás de la pantalla.

Desde escritos enterrados en jardines hasta una esencia intransferible guardada en sus muros este documental es una sensible mirada hacia el apego emocional dentro de un espacio arquitectónico. “Es como cerrarle la puerta al espacio físico que me brindó tanta alegría, tanto amor (…), de repente encuentro como que parece que se terminó todo”.  

Recommended Posts