Ricardo Yui

Texto|Adalberto Charvel

“Esas piedras, arrancadas de la montaña, sirven al hombre

en sus propósitos. Está claro que destruir la piedra es

imposible. Solamente la cambian de lugar. De todas formas,

durará más que los hombres que se sirven de ella. Por el

momento, ella apoya la voluntad de acción. Lo cual sin duda

es inútil. Pero cambiar las cosas de sitio, es el trabajo del

hombre : es preciso escoger entre hacer eso o nada.”

Albert Camus – L’Été

Artista visual. Obtuvo el grado de Master de l’École Nationale Supérieure de la Photographie d’Arles, Francia. Su trabajo ha sido expuesto individual y colectivamente en Lima, Sao Paulo, Buenos Aires, Guatemala, New York, Lishui, Jerusalén, Amsterdam, Madrid, Berlín, Arlés y París. Su trabajo se vincula con lo efímero, siendo la noción de cambio el eje temporal y conceptual de su obra. Se concentra en el territorio de lo intermedio para interrogar la fuerza contradictoria y ambigua del proceso. Actualmente vive en Amsterdam, en donde prepara su próximo film sobre la destrucción de Lima.

 

El paisaje de la costa muta al verse imperado por la tracción. Pareciera convertirse en una pista intervenida por máquinas que descontextualizan al sitio y desafían el imaginario de playa. Extremidades geográfi cas sometidas a la explotación bajo un duplo moral vigente en el fenómeno inmobiliario, de transporte y turístico junto a sus copartícipes (todos). Un cuadrado que invita a la indagación desde una perspectiva documental y procesual.

La entropía como principal metáfora de esta disputa resume la disipación enérgica ante el cambio. De manera nostálgica, se aborda la transformación como progreso irreversible. Ya bien el registro dictaminará en su pertinente momento la actuación. El tiempo rendirá cuentas al modelo deliberado de desarrollo. La costa se verá despojada de toda autonomía.

Así es como Ricardo Yui (Perú, 1983) en La Costa Verde y Entropía Limeña reflexiona sobre la modernidad a partir de la idea del límite. Si bien el autor da por hecho al mar de la ciudad de Lima como la única frontera idealizada, la confronta mediante un subyugante proceso de modernización que viene por debilitarla. De tal forma pone en evidencia cómo es que la modernidad, futura ruina, y sus gestos primitivos se imponen ante el inerte despliegue natural para hacer “ciudad”, o la extensión de ésta. Así pues, Yui documenta las acciones de camiones tirando escombros a las orillas de la costa y hace registro de la vida laboral de sus operarios para construir memoria.

Dentro de una misma línea, afronta la dominante persistencia humana en oposición a la contradicción de construcción y destrucción, estableciendo entonces a la evolución como actividad imparable e imperdonable. La constante transformación implícita, pasa a cuestionar al concepto de ruina en la contemporaneidad, preocupación central en el trabajo del artista.

Es bajo estas estructuras de ensayo visual que Ricardo Yui materializa su obra en serie fotográfica, video e instalación, haciendo uso de las posibilidades de la imagen dentro del campo del arte contemporáneo en Perú.

Recommended Posts