Rozana Montiel | Estudio de Arquitectura

www.rozanamontiel.com

Texto por Isaac Torres

créditos fotográficos:
común-unidad: ©Sandra Pereznieto
vacío circular: Iwan Baan
multipliciudad: RozanaMontiel | Estudio de Arquitectura

Rozana Montiel | Estudio de Arquitectura funciona como un despacho de arquitectura y un espacio de investigación urbana. A la par que proyecta y construye, investiga y teoriza. Su labor es destacable por el interesante cruce entre la práctica y la teoría, algunos de sus proyectos parecen tocar los limites con otras prácticas como el urbanismo utópico o el arte contemporáneo (con marcadas referencias al land art, al arte conceptual o al arte de sistemas). La colaboración con otros agentes, la observación detenida del orden sistémico que da origen a sus investigaciones y el desarrollo puntual de las propuestas arquitectónicas se mezclan para darle lugar a un trabajo multidisciplinario en donde los resultados son por demás interesantes.

A propósito del tema en torno al cual gira la presente edición de El Asunto Urbano, decidimos tender un puente entre algunos de sus proyectos, a través de un diálogo abierto, en donde Rozana nos comparte algunas experiencias e ideas a partir de sus proyectos e investigaciones recientes.

Común-unidad
U.H. San Pedro Xalpa, Azcapotzalco, México DF | Rozana Montiel / Alin V. Wallach, 2015

IT: Existe la idea de que lo construido puede ser mejor, de que lo desgastado puede recuperar su brillo. En este proyecto se ha revitalizado un espacio a través de una proceso participativo y de una intervención bastante honesta. ¿Consideras que estas acciones de microurbanismo pueden ser emprendidas en cualquier espacio social o hay particularidades dentro de las Unidades habitacionales que detonan las posibilidades de realización? ¿Podrías platicar un poco sobre el proceso de elaboración de este proyecto?

RM: Sin duda, estas acciones pueden aplicarse a cualquier espacio social, todo depende de cómo se aproxima uno a estos espacios. El proyecto se llama Construyendo Común-Unidad, consiste en la rehabilitación del espacio público para la Unidad Habitacional San Pablo Xalpa en Azcapotzalco. La primera aproximación al proyecto es la idea de trabajar con la comunidad y no solo para la comunidad, revisamos patrones de comportamiento que se manifiestan y multiplican por toda la Unidad y en base al análisis realizamos acciones urbanas como intervenciones lúdicas para involucrar a la comunidad y permitirle expresarse: muro pizarrón y el mapa cuestionario.

Después de todo el trabajo se llegó a la conclusión de que se había generado un problema de habitabilidad a raíz de una falta de comunidad, buscamos transformar la unidad habitacional sectorizada, en común-unidad vecinal de barrios.

La unidad estaba sectorizada por muros, rejas y barreras que los mismos habitantes habían alzado con el tiempo y que no permitían un aprovechamiento del espacio público disponible. Trabajamos con las barreras creadas por los habitantes para permearlas, democratizarlas y re-significarlas para generar UNIDAD en la unidad.

A partir de las necesidades de la comunidad diseñamos cubiertas equipadas para diferentes actividades (pizarrones, muros de escalada, pasamanos y redes) y un salón biblioteca para usos múltiples. El espacio público recuperado se vuelve una extensión de cada departamento. La estrategia resultó eficaz: la gente se unió para contribuir en el rediseño de su unidad; y se logró tal cambio en la percepción del espacio público que fueron los mismos vecinos quienes solicitaron el retiro del 95% de las rejas existentes.

Este proyecto tuvo un doble resultado positivo: logró que el espacio por sí mismo hablará y que el resultado arquitectónico invitará a los habitantes a unirse, conocerse, tomar decisiones conjuntas (eliminar las barreras) y aprovechar sus espacios exteriores llenándolos de vida pública y común.

Es aquí donde se confirma que la arquitectura no sólo es la construcción del objeto arquitectónico sino que también se construye de flujos, relaciones, pa¬trones y dinámicas sociales.

IT: ¿Cómo es la experiencia que se genera a partir de trabajar desde el ámbito de lo privado, hacia lo público, hacia lo institucional y hacia lo utópico o lo lúdico? ¿Cómo es el puente que trazas para hilvanar todos estos estadíos desde tu trabajo?

Pienso que las ideas se convierten en obsesiones que constantemente encuentran salida en distintos tipos de proyectos (arquitectura, arte, un libro, un cortometraje) y que a su vez todas se relacionan, se entretejen y van de lo mas utópico hasta convertirse en una realidad; en algo concreto.

Detrás de cada proyecto busco generar múltiples narrativas espaciales; proponer un discurso arquitectónico congruente y específico para cada trabajo, cuyo cuestionamiento crítico esta en repensar los textos y subtextos de un espacio, así como las herramientas de diseño empleadas en la representación espacial.

Vacío Circular
Cocinas, Jalisco (Ruta del peregrino)| Rozana Montiel | Dellekamp Arquitectos, 2011

IT: Vacío circular es una intervención que irrumpe en el orden de lo natural a partir de una estructura abstracta impuesta sobre el espacio que separa y contiene a la vez. ¿Consideras que este proyecto se encuentra más cercano a una intervención de tipo artística (por su conexión directa con el land art) o a una obra arquitectónica (por su conexión directa a la idea de templo)?

Yo diría que es una mezcla entre ambos pero lo interesante de este proyecto mas allá de si es arte o arquitectura consiste en la experiencia sensorial y fenomenológica que se percibe al estar en el sitio.

Me interesan las nociones de interioridad y exterioridad, que no son en sí mismas resultado del muro sino del complejo háptico de percepciones que resultan de la relación entre el sujeto y el espacio.

Estas nociones se relacionan con el Templo que separa el interior del exterior. Etimológicamente templo y sagrado vienen de una raíz semejante: separar, cortar.
El Vacío Circular conforma un espacio interior- exterior, es un sitio enigmático y se convierte en un espacio de contemplación. Da orden y escala en el descampado, te confina, te protege de lo agreste. Es un medidor de tiempo y distancia—un hito en la memoria del recorrido.

IT: ¿Crees que un proyecto que interviene el espacio de la naturaleza de algún modo revitaliza este espacio al proponer a través de la intervención la reinterpretación de un entorno determinado?

RM: Depende de cada intervención y de cómo quien lo concibe se aproxima al sitio, en el caso del Vacío Circular si lo hace…. Un simple muro circular cambia la percepción del sujeto.
Si este muro fuera de vegetación, o de piedra o de fuego cambiaría completamente la relación sujeto-objeto.

Cambiaría incluso la noción de sujeto-objeto. Porque el muro en algún momento puede llegar a percibirse como el sujeto protagónico del espacio—como un árbol sagrado, un volcán o un santuario.

IT: Dentro de todas tus investigaciones parece siempre haber una visión sistémica que te permite observar de manera integral y a su vez establecer diferenciaciones entre sistema y entorno para poder puntualizar en casos específicos de análisis. ¿Desde esa óptica, cuáles serían tus aproximaciones para definir a la Ciudad de México?

RM: Entiendo a la ciudad como un sistema integral en la que todo está interconectado donde se evidencian múltiples lecturas gracias a la superposición de escalas y capas que van de lo macrocósmico a lo microscópico y viceversa.

La ciudad de México se conforma de una multiplicidad de ciudades (llamadas delegaciones y haciendo un zoom mas amplio en colonias) cada una con sus propias particularidades y características que cambian a partir de trazar líneas imaginarias que las separan.

Es también un espacio en el que interactúan sitios, sujetos y objetos: un contenedor de estructuras, un archivo de relatos e historias que se entrelazan con los recorridos de la gente, un almacén de lo que llamo SITUA(C)CIONES (situaciones que son espaciales que se fusionan con acciones que son urbanas).

Dentro de mi trabajo de investigación la Ciudad de México se concibe en cuatro tipos de ciudades: MULTIPLICity (Multiplici(u)dad) que hace una lectura de la ciudad a partir de sus múltiples capas, escalas , redes y conexiones; VACANCitY (Ciudad Baldía) que implementa diferentes acciones con la finalidad de reactivar comunitariamente un ecotono urbano en espacios públicos abandonados; AMBLING CITY (Ciudad Ambulante) que explora la construcción efímera de espacios de servicio ambulante, así como su desplazamiento y uso temporal del espacio público; y CITY OUT OF LINE (Ciudad fuera de línea) que desarrolla nuevos espacios públicos a partir de lo más efímero y contundente en el trazo arquitectónico: la línea.

IT: En tu trabajo se disuelven los límites entre la teoría y la práctica y entre la arquitectura y el arte. ¿En que terreno te sientes más cómoda y con más libertad de poder generar cosas: desde la utopía o desde la realidad?

RM: Me interesa transitar entre ambas y no solo en la utopía sino en la ficción. Constantemente me pregunto cómo puede cambiar la percepción de un espacio a partir de un juego de simulación de escalas. Es decir, cómo puede alterarse la percepción a partir de una ficción.

En varios proyectos busco construir una experiencia del espacio que no se vive a través de su escala real sino de la percibida y que puede crear una nueva dimensión arquitectónica, que pone en entre-dicho realidad y ficción.

Rozana Montiel
Cursó la Maestría en Teoría y Crítica Arquitectónica por la Universitat Politécnica de Catalunya y es Arquitecta y Planeadora Urbana por la Universidad Iberoamericana. Su trabajo se desarrolla desde la arquitectura hasta la teoría y la investigación urbana. Ha participado en tres ocasiones en la Bienal de Arquitectura de Venecia, así como en las bienales de Sao Paolo, Rotterdam y Lima. Formó parte del Sistema Nacional de Creadores del FONCA y su trabajo se ha publicado y exhibido en distintas partes del mundo. Actualmente dirige el despacho Rozana Montiel | Estudio de Arquitectura.

Recommended Posts