Síndrome de Venecia; la destrucción de una ciudad

Una de las ciudades europeas más emblemáticas enfrenta, desde hace varias décadas, la inminente fuerza de la naturaleza, ¿se puede hacer algo para revertir este fenómeno?

El documental, dirigido por Andreas Pichler, hace una revisión por Venecia y la manera en la que el agua amenaza sus cimientos. Si bien es cierto que se han tomado medidas para revertir este proceso y se han invertido varios miles de euros para alargar la vida de este espacio que constantemente la naturaleza reclama como suyo.

El director se enfoca en una amenaza silente que le da vida y a la vez acelera el proceso de desaparición de la ciudad: el turismo. La cantidad monstruosa de visitantes que pisa el suelo flotante de Venecia excede los veinte millones al año. Turistas que buscan llevarse un pedazo de esta tierra destinada a la desaparición, oculto detrás de la nostalgia el visitante se lleva fotografías, cristales coloridos, postales y demás souvenirs para conservar la memoria de una de las ciudades más bellas. Sin embargo, ¿qué pasa con los verdaderos habitantes de la ciudad? cada vez el número de personas que pasan su día a día en Venecia va reduciendo de manera considerable de forma que las previsiones hablan de que para el año 2030 no habrá habitantes en el centro de la ciudad. ¿El motivo? Las rentas altas y la inhabitabilidad consecuencia de una vida diaria incómoda y llena de obstáculos debido a la cantidad de turistas.

Pichler da voz a aquellos personajes sin hogar y con pocas posibilidades de percibir ingresos económicos que cada vez se vuelven más numerosos y a quienes se les presta poca atención pues el único objetivo de aquellos que administran la ciudad es sacarle provecho antes de que desaparezca.

 

Recommended Posts